1

Kalashnikov

Publicado en Revista Aire Libre, por Daniel Cecchini – INFOBAE

Nacido en 1919, el primer artefacto complejo que vio en su vida fue una locomotora a vapor, cuando tenía 17 años. Herido durante la Segunda Guerra Mundial, en su cama de hospital diseñó un fusil de asalto que se transformaría en el arma más utilizada del siglo XX. Como nunca patentó su invento, jamás cobró un rublo, y murió en la pobreza.

“Se convoca a un concurso para diseñar un arma automática y se inscriben un tipo llamado Degtiariov, que era general; Símonov, otro general, y Shpaguin, un célebre diseñador, y en medio de todos se cuela de pronto un humilde sargentito. ¿Sabe por qué es tan popular mi fusil automático? Porque es el regalo de un soldado a otro soldado. Lo más importante es su sencillez, pero no porque yo fuese torpe. Para un diseñador, lo más difícil es hacer algo que no sea complicado. Diseñar productos complicados es muy fácil”, contaba el viejo mayor general del Ejército Rojo.

En la memoria del periodista polaco Jacek Hugo-Bader, que lo entrevistó en 1993 cuando ya había superado la barrera de los 80 años, Mijaíl Timoféyevich Kalashnikov –aquel sargentito devenido mayor general- contestaba las preguntas con la misma sencillez que hizo famoso a su fusil de asalto, el AK-47, una de las armas más populares de los ejércitos del Pacto de Varsovia y de los combatientes guerrilleros de todo el mundo.

No le había resultado fácil al periodista acceder al mayor general, héroe de la ya disuelta Unión Soviética. Cuando finalmente lo logró, Kalashnikov lo cortó después de la primera pregunta:

-¿Ve por qué no me gusta hablar con periodistas? No preguntan más que tonterías, le dijo.

Esa primera pregunta había sido:

-¿Cómo deberíamos empezar, Mijaíl Timoféyevich? Tal vez así: ¿cuál es la mejor arma automática del mundo?.

-Eso es como preguntarle a una madre qué niño es el más inteligente. Por supuesto, dirá que el suyo, había respondido el viejo mayor general antes de despacharse con su opinión sobre la prensa.

No había soberbia en la respuesta de Kalashnikov: su invención, el AK-47, era un fusil famoso por su seguridad, que podía seguir funcionando en las condiciones climáticas más adversas. No se encasquillaba casi nunca, ni siquiera en el agua, el barro o la nieve. Era tan sencillo que podía desarmarse y armarse con facilidad. Todos los países del Este lo habían adoptado para sus ejércitos y también muchas naciones africanas, que lo tenían como símbolo de sus luchas anticolonialista. Algunos, como Mozambique, lo habían incluido en su escudo. Cuando Hugo-Bader entrevistó a Kalashnikov, el AK-47 –sumado al AK-74, su versión más moderna- era el arma de mayor producción de la historia.

Así de lejos había llegado el fusil de asalto que un joven sargento del Ejército Rojo había diseñado mientras se recuperaba de una herida en la cama de un hospital.

De la Siberia profunda

Mijaíl Timoféyevich Kalashnikov nació el 10 de noviembre de 1919 y era el decimoséptimo de los 19 hijos de una familia campesina de la aldea de Kuria, perdida en las estepas siberianas de la región de Altái. Era un pueblo aislado, a unos 60 kilómetros de las vías de tren más cercanas, una distancia que Mijaíl no recorrió hasta que tuvo 17 años. Fue entonces cuando el futuro diseñador vio el primer artefacto mecánico complejo de su vida: una máquina de vapor.

“En 1936 llegué en un carro de caballos a la estación y me sorprendió la locomotora ‘viva’, antes solo la había visto en dibujos y fotografías”, contó en sus memorias.

Le gustó el tren y consiguió trabajo en los talleres ferroviarios, hasta que en 1938 fue reclutado por el Ejército Rojo. Lo destinaron a una división de tanques y se puso a estudiar esos aparatos. Descubrió que podía mejorar el funcionamiento del motor, ahorrando combustible y su invento llegó a manos del general Gueorgui Zhúkov, por entonces comandante en jefe de la región militar de Kiev. Eso le valió el ascenso a sargento.

La infantería soviética durante la Segunda Guerra Mundial. Kalashnikov fue herido durante la batalla de Brianks (Alexander Ustinov/Slava Katamidze Collection/Getty Images)

Estaba destinado en Leningrado con su división de tanques cuando en octubre de 1941 fue herido en un brazo por una bomba en la batalla de Briansk. En el hospital, se entretenía conversando con otros soldados en su misma situación y prestó atención a una queja que todos repetían, lo anticuadas y poco maniobrables que eran las carabinas soviéticas.

Allí, en la cama del hospital, diseñó los primeros bocetos de un nuevo fusil de asalto, que pretendía sencillo y eficaz. En eso estaba todavía cuando terminó la Segunda Guerra Mundial.

Nace el AK-47

En 1945 Kalashnikov, junto con varios famosos armeros soviéticos, entró en el concurso abierto por la dirección central de artillería para desarrollar un fusil automático para el cartucho intermedio.

Presentó el primer proyecto en 1946 y en una primera etapa le recomendaron hacer algunas modificaciones y mejoras. Pero el jurado del concurso supo apreciar la potencialidad del diseño y puso a dos expertos armeros para que colaboraran con él.

En 1947 el arma fue preseleccionada para el concurso final, junto con los fusiles desarrollados por Deméntiev y Bulkin. La decisión a favor del futuro AK-47 no fue fácil ya que ninguno de los tres fusiles respondía a los requerimientos exigidos por el Ejército en cuanto a la precisión de tiro por ráfagas.

Mijail Kalashnikov, el inventor ruso del rifle de asalto AK-47 fue recibido por el entonces presidente ruso Dmitry Medvedev por la celebración de su 90 cumpleaños en el Kremlin el 10 de noviembre de 2009 en Moscú (Konstantin Zavrazhin/Getty Images)

Sin embargo, los militares decidieron finalmente sacrificar la precisión a favor de la sencillez, facilidad de manejo y fiabilidad. El fusil de Kalashnikov respondió mejor a todas esas características y en 1949, tras varias modificaciones, fue adoptado como arma principal reglamentaria de infantería bajo la denominación AK, o “Avtomat Kalashnikova Obraztsá 1947″ o, más sencillamente AK-47.

Su producción a gran escala comenzó en la fábrica de maquinaria Izhmash de la ciudad de Izhevsk, donde se instaló el grupo de diseñadores con Kalashnikov a la cabeza.

El fúsil fue un éxito que le valió el Premio Stalin de Primera Clase y otro ascenso. Con el tiempo, aquel aldeano que no había visto una máquina compleja hasta los 17 años se convirtió en el diseñador general de armas de la Unión Soviética.

El fusil casi perfecto

Un fusil AK de calibre 7,62 puede atravesar una plancha blindada de 7 milímetros de grosor a una distancia de hasta 300 metros, cualquier casco de la OTAN a una distancia de hasta 900 metros, cualquier chaleco antibalas a una distancia de hasta 600 metros, un obstáculo de arena de 30 centímetros de grosor a una distancia de hasta 500 metros, una viga de madera de 25 centímetros de grosor a una distancia de hasta 500 metros, una pared de ladrillo de 15 centímetros de grosor a una distancia de hasta 100 metros.

El AK-47 fue adoptado como arma oficial de los países del Pacto de Varsovia. También la Unión Soviética se lo proveyó a China en la guerra de Corea. Las tropas de Vietnam del Norte y las guerrillas del Vietcong también lo utilizaron contra las tropas francesas y estadounidenses en la guerra de liberación de Vietnam.

Irán ocupado por Iraken 1980. Un soldado porta armas automáticas AK-47, mientras pasan junto a un tanque iraní destruido (Getty Images)

En la década de los 60 se transformó en el arma más utilizada por las guerrillas anticoloniales en África y Cuba armó con el AK-47 a su ejército después de la Revolución.

“Cuando vi fotografías de guerrilleros africanos y cubanos utilizando mi fusil, me emocioné. Porque esa era mi intención, un arma sencilla que pudieran utilizar soldados que no son profesionales”, le dijo Kalashnikov a Hugo-Bader en uno de los pocos momentos distendidos de la entrevista de 1993.

Recién en 1967, los norteamericanos pudieron tener un AK-47 en sus manos, cuando lo obtuvieron de un prisionero capturado en Vietnam. Fue desarmado para estudiarlo a fondo y los sorprendió por lo sencillo.

Una portada de la revista Life de ese año muestra a soldados estadounidenses en Vietnam utilizando fusiles AK-47 en combate.

Para entonces, Kalashnikov era una celebridad en la Unión Soviética. En 1971 obtuvo el grado de coronel, con un doctorado honorario de la ciencia, de la ingeniería y la Orden de la Bandera Roja del Trabajo, la Orden Patriótica de la Guerra de primera clase y la Orden de la Estrella Roja. Más tarde ascendería a mayor general, el más alto grado del Ejército Rojo.

Un arma sin patente

Kalashnikov nunca patentó su invento, y tampoco el Estado soviético lo hizo. Por eso, los AK-47 –y los AK-74– se producen en varios países del mundo y esa producción es ilegal, aunque es imposible cualquier reclamo.

En la época de la desaparecida Unión Soviética el gobierno no se preocupaba demasiado por los derechos de autor y las licencias para las ventas y las reproducciones en el extranjero. Kalashnikov no se hizo millonario con su invento, durante muchos años vivió en un humilde apartamento de dos dormitorios en la ciudad de Izhevsk.

En 1991, Eugene Stoner, el inventor del fusil M16 –otro de los fusiles más famosos del siglo XX– lo invitó a visitarlo en los Estados Unidos y conocer su fábrica. El contraste entre la situación uno y otro hombre fue sideral: Stoner era millonario, Kalashnikov, un hombre con muchas medallas y poca riqueza, apenas su salario.

Eugene Stoner, el inventor del fusil M16 –otro de los fusiles más famosos del siglo XX– invitó a Kalashnikov en 1991a visitarlo en los Estados Unidos y conocer su fábrica

El periodista Hugo-Bader le preguntó cómo se sentía con ese contraste.

“Stoner me invitó y me pagó el viaje. Muchos piensan que yo también soy millonario. Y por supuesto que lo soy, pero todos esos millones no los tengo en ningún banco, sino en el Pacto de Varsovia. Mis millones son todos y cada uno de los Kalashnikov que constituyen el armamento del Pacto y por los que no he recibido un solo kopek”, respondió, molesto.

“Una vez dijo que si por cada Kalashnikov que se ha fabricado le hubiesen dado un rublo, ahora sería millonario”, lo desafió el periodista.

Eso es fácil de calcular, serían por lo menos cincuenta y cinco millones. ¿Y cuánto tengo? Nada. Cuando estuve en Estados Unidos me sentí como un mendigo, ni siquiera me podía permitir un helado. Los responsables de la fábrica me dijeron que era un viaje privado, así que no me dieron nada. Stoner tiene su propio avión, pero yo no me puedo permitir ni un billete de avión de Izhevsk a Moscú. Voy en tren: veinte horas”, contestó.

En sus Memorias dejó escrito: “A menudo me preguntan si estoy contento con lo que me ha deparado la vida. Estoy contento. Estoy contento de haber dedicado toda la vida a algo que era necesario para el pueblo. Claro, un arma no es tractor, una sembradora o un arado. Con un arma no se puede arar la tierra ni cultivar cereales. Pero sin ella uno no podrá defender su tierra natal, no podrá proteger la patria y a su pueblo”.




Brasil y las armas

Una Respuesta a los medios

Publicada en Revista Aire Libre, por John R. Lott Jr

Aunque uno no lo sabría por la cobertura mediática del control de armas, la mejor ciencia social ha demostrado que los ciudadanos respetuosos de la ley con frecuencia disuaden a los delincuentes. Pero cuando la ideología triunfa sobre los hechos, los políticos se desvían fácilmente. El último ejemplo está ocurriendo en Brasil, donde el aumento masivo en la tenencia de armas en los últimos años ha llevado a los defensores del control de armas a reinterpretar los datos de manera que se ajusten a sus puntos de vista políticos.

En su primer acto en el cargo, el recién instalado presidente Luiz Inacio Lula da Silva firmó un decreto que congela la tenencia de armas y prohíbe la venta de nuevas municiones. Lula también instituyó otras reglas destinadas a quitar las armas que la gente adquirió durante la administración del presidente Jair Bolsonaro.

Cuando Bolsonaro asumió la presidencia el 1 de enero de 2019, Brasil tenía una de las tasas de homicidios más altas de cualquier país desarrollado. Los medios de comunicación internacionales ridiculizaron a Bolsonaro por “haber seducido a decenas de millones de votantes con simples, aunque radicales, soluciones para erradicar la violencia en uno de los países más mortíferos del mundo”. ¿La solución de Bolsonaro? “Dale armas a la gente buena. Que la gente tenga armas para que tenga la oportunidad de defenderse”.

En 2019 y 2020, los medios de comunicación de todo el mundo y sus expertos seleccionados advirtieron que Bolsonaro estaba peligrosamente equivocado. The Wall Street Journal advirtió: “ Los expertos en violencia dicen que simplemente agregar más armas a la mezcla… solo hará que la tasa de homicidios suba más rápido “. The Guardian del Reino Unido se preocupó de que la “altamente controvertida relajación de las leyes de armas de Bolsonaro, una promesa clave en su campaña de 2018, esté alimentando los temores entre los expertos y activistas de que tales medidas se sumarán a los ya impactantes niveles de violencia “.

La lista de afirmaciones similares, que aparecen en medios desde National Public Radio y The New York Times hasta The Economist , es demasiado larga para recitarla.

No obstante, las reformas de Bolsonaro produjeron un aumento del 600% en la tenencia de armas. Sin embargo, a pesar de todas las terribles predicciones, los homicidios en Brasil se desplomaron.

En 2018, el año anterior a que asumiera la presidencia, la tasa de homicidios era de 27,8 por cada cien mil personas, 5,5 veces más alta que la tasa de EE. UU. Pero cayó en cada año consecutivo. Para 2021, el tercer año de la presidencia de Bolsonaro, se había reducido a 18,5 por cien mil, una caída del 34%.

Esta es información que los medios de comunicación no pueden entender. Un nuevo artículo del Washington Post afirma que los criminólogos creen que la caída en los homicidios ocurrió a pesar del aumento en la posesión de armas en Brasil, no por eso.

El Post cita a un investigador de salud pública que afirma que “cada aumento del 1 % en la posesión de armas de fuego se asocia con un aumento del 0,6 % en las tasas generales de homicidios”. Si es así, un aumento de más del 600 % en la posesión de armas debería haber resultado en un aumento de más del 360 % en los homicidios, no en una caída del 27 %.

El periódico ahora afirma que el crimen cayó debido a “una década de inversión en vigilancia”. Pero estas inversiones ya se conocían en 2019 y 2020, cuando todo el mundo pronosticaba desastres y los cambios en la policía solo afectaron a algunos de los 26 estados de Brasil, y la tasa de homicidios cayó en todos menos uno.

“La investigación muestra consistentemente que cuando aumenta la propiedad privada de armas, siguen los asesinatos”, escribe el Post. De hecho, la mayoría de las investigaciones muestran que permitir más permisos para armas de fuego ocultas reduce los asesinatos .

Cuando se les preguntó acerca de 33 propuestas de control de armas, los criminólogos académicos estaban más a favor de “ reducir los costos impuestos por el gobierno para adquirir armas ”. Esa es la medida política que pensaron que haría más para reducir las tasas de homicidios. También fue la segunda estrategia preferida entre los economistas académicos. El enfoque preferido de los economistas fue “relajar las restricciones federales para permitir que las empresas determinen si las personas pueden portar armas ocultas en el lugar de trabajo”.

Pero el Post no parece haber hablado con criminólogos o economistas. Ciertamente no ha tenido en cuenta las opiniones de la mayoría de los agentes de policía. Cuando PoliceOne preguntó a sus 450.000 miembros de las fuerzas del orden estadounidenses sobre los efectos de la propiedad privada de armas, el 76 % de los agentes respondió que los ciudadanos legalmente armados son muy o extremadamente importantes para reducir la delincuencia.

Cada vez que en todo el mundo se prohíben todas las armas o todas las armas cortas, aumentan las tasas de homicidios .

La realidad es que el experimento de Brasil sobre la tenencia legal de armas es solo el ejemplo más reciente de “más armas, menos delincuencia”. Los delitos violentos disminuyeron cuando los delincuentes comenzaron a temer a los ciudadanos armados. Pero no espere que los medios de comunicación o los grupos de control de armas admitan que están equivocados.




¿Pistolas o revólveres, cuáles son mejores?

Publicado por Revista Aire Libre

¡Pregunta equivocada! Aqui van las razones de nuestra afirmación.

En la historia del desarrollo tecnológico de las armas de fuego, pasó mucho tiempo entre la presentación en sociedad de la famosa invención de Sam Colt y los principios del siglo 20, donde los revólveres fueron –claramente– la herramienta más adecuada para la protección personal. Fue entonces cuando las pistolas semiautomáticas ingresaron a escena y desafiaron el lugar ocupado por el revólver como arma de fuego dominante para la autodefensa. Por supuesto, en un principio había una clara desventaja. Las primeras pistolas no eran precisamente fáciles de usar, y la fiabilidad era un tema de gran preocupación. Por lo menos en los EE.UU., el revólver seguiría siendo el favorito hasta mucho tiempo después.

Pero poco a poco, la tecnología y la ingeniería detrás de las armas semiautomáticas fue mejorando y ahora, 100 años después, hay muchísimas menos ventajas entre un revólver y una moderna pistola. Pero, la misma pregunta sigue apareciendo: “¿Son  las semiautomáticas mejores que los revólveres? …o versiones reformuladas, como: ” ¿Siguen siendo vigentes los revólveres?  ¿Son obsoletos los revólveres? “…

Creo que vale la pena discutir el tema pero también creo que éstas son las preguntas equivocadas. La equivocación reside en su amplitud y ambigüedad, conduciendo a respuestas que no ayudan a nadie. Este tipo de preguntas se centran en las herramientas y la tecnología y no dicen nada acerca de las personas que las van a usar.

Por ejemplo, un fan de las pistolas podría tomar la cuestión y considerar únicamente los méritos mecánicos y tecnológicos de las opciones que en ese rubro nos ofrece el mercado de armas. Desde esa perspectiva,  por supuesto que las semiautomáticas son superiores. Tienen menor retroceso. Los gatillos son más fáciles de manipular. Las miras son generalmente mucho más grandes y mejores.

Hoy las pistolas son más confiables que nunca y tan poco propensas al mal funcionamiento como el promedio de los revólveres. Y lo más importante, las semi-automáticas tienen mayor capacidad de munición –entre 2 y 3 veces– que un revólver de igual tamaño y peso. Cuantas más balas mejor. Game over, las semiautomáticas ganan!

Ruger LCR 357 con algunas municiones Speer Gold Dot .38 Special + P ammo

Por otro lado, los usuarios y fans del revólver tienden a esquivar este tipo de argumentos y contraatacan con ejemplos mucho más contextualizados o personales. Ellos  destacan hechos puntuales, citando, por ejemplo las recargas en menos de 1 segundo de Jerry Miculek o los muchos enfrentamientos de los que Jim Cirillo, el héroe policial de New York, salió victorioso con su mítico 6 tiros. Ellos apuntan a historias sobre policías mal entrenados que durante un tiroteo, rocían de balas a inocentes transeúntes en una concurrida calle de la ciudad. Citan el caso,  como prueba de que los revólveres son mejores, ya que requieren que el tirador ejerza más control sobre sus pocos tiros. Y se escucha todo tipo de comentario, desde cómo ellos se sienten más cómodos y seguros disparando revólveres hasta que no se sienten limitados con su 3” j-frame.

Las posiciones de ambos son tan cerradas que finalmente, nadie cambia de opinión, se entera o aprende algo nuevo. Afortunadamente, hay mejores maneras de atacar este asunto sobre “pistolas y revólveres”.

En primer lugar, vamos a tener que superar el supuesto de que este tipo de discusión es por el Super Bowl de las armas de puño. No es el caso y no tiene ni debe por qué haber un ganador y un perdedor. Podemos comparar estas dos tecnologías sin implicar que el arma, cuya lista de “pros y cons” resulte menos favorable, sea por consiguiente completamente inútil y que todo aquel que posea una, sea a su vez un ignorante.

Del mismo modo, también debemos recordar que una nueva tecnología no siempre desplaza por completo a la anterior, incluso aunque sea mejor en varios aspectos. Las armas de fuego fueron una gran mejora sobre los cuchillos y los arcos pero no eliminaron por completo la utilidad de estas armas. Aún hoy, las armas blancas se siguen utilizando con frecuencia como una herramienta de auto-defensa cuando el arma de fuego falla o no podemos acceder a ella.

Smith and Wesson’s 28-2 Highway Patrolman, calibre.357

Sin lugar a dudas, las actuales pistolas ofrecen muchas ventajas mecánicas sobre los revólveres. Gran capacidad de almacenamiento de munición, un beneficio nada despreciable que aumenta las chances para los integrantes de las fuerzas de seguridad de salir con vida de los enfrentamientos armados. Pero, ese hecho no contradice en absoluto, la idea de que los revólveres todavía pueden ser viables para la autodefensa de hoy, y hasta pueden sobresalir en algunas áreas en que las pistolas no lo hacen.

Por último, nos resultará más fácil enmarcar la discusión si tenemos en cuenta el factor humano; para ello debemos considerar que la herramienta adecuada para el trabajo depende y mucho de la persona que finalmente la utilice. No quiero decir que “es más importante el indio que la flecha”. En realidad, ambos importan. Lo que quiero decir es que la pregunta: ¿”Son las pistolas objetivamente mejores herramientas de defensa personal que los revólveres?” No puede ser respondida en un sentido general, sin un montón de consideraciones y especulaciones, al estilo de …”la mayor parte del tiempo”, “probablemente”, “la persona promedio” y todo tipo de supuestos. Es una pregunta muy amplia y mucho más difícil de responder que la siguiente: ¿”Es un revólver o una pistola la herramienta adecuada para la persona X en la situación Y .”

Así que en lugar de asumir que los revólveres tienen el mismo estatus que las pistolas o deberían estar confinados en los museos, me gustaría escuchar un debate que explore los matices intermedios de esta discusión. Por ejemplo: Saber si existen beneficios menos obvios que ofrecen revólveres, ¿Cuáles son y en qué circunstancias resultan significativos? ¿A qué clase de persona le resultaría más conveniente un revólver que una pistola? ¿Hay maneras de superar algunas de las principales deficiencias de los revólveres? ¿Qué nuevas tecnologías se podrían aplicar a los revólveres para hacerlos mejor?

Por supuesto, no espero que Internet resulte la plataforma más adecuada para el debate equilibrado y razonable de estos temas tan sensibles y específicos. Voy a tener que salir al “mundo real” para eso. Así que en los próximos meses, estaré por primera vez buceando en el campo de los revólveres.

Estaré portándolos, disparándolos y tratando de descubrir todo lo que haya que conocer sobre los revólveres y su rol dentro de las modernas armas de autodefensa. De vez en cuando volveré a Uds. para hacerles saber lo que he descubierto en mi búsqueda así que, manténganse sintonizados…




Estadísticas a medida

El organismo nacional de Salud estaría omitiendo datos del uso defensivo de las armas para favorecer las políticas del control. 

Publicado por Revista Aire Libre

El informe publicado el pasado 15 de diciembre por The Reload muestra que los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) omitieron deliberadamente un conjunto de datos sobre uso de las armas para legítima defensa después de haber sido presionados por grupos de control de armas.

La revelación del falseo de datos para cumplir con conclusiones predeterminadas, es la antítesis de la ciencia. Es nada menos que censura. De hecho, es peligroso que los investigadores de los CDC estén seleccionando datos para forzar un resultado. Lo que es peor, es que estos investigadores no están actuando de buena fe para determinar los resultados a los que conduce la ciencia. Actúan como agentes de grupos de intereses especiales. Eso no solo es científicamente irresponsable, también es una violación de la ley.

Ciencia corrupta

Los investigadores de los CDC eliminaron una referencia a un estudio sobre el uso de armas en defensa propia, después de que los grupos de control de armas se quejaran de que incluir esos datos les impediría presionar al Congreso para aprobar más leyes de control de armas, informó The Reload. Fue el resultado de meses de presión política por parte de tres grupos diferentes de control de armas: Gun Violence Archive, GVPedia y Newtown Action Alliance.

Y en lugar de proporcionar pruebas que refuten ese número, eliminaron el estudio y censuraron los datos.

Los grupos discreparon con un estudio realizado por Gary Kleck, profesor emérito galardonado en la Facultad de Criminología y Justicia Penal de la Universidad Estatal de Florida. El estudio de Kleck estimó que el uso de armas defensivas (DGU, por sus siglas en inglés) ocurre entre 60.000 y 2,5 millones de veces al año en los Estados Unidos. Esa cifra de 2,5 millones fue demasiado para que la aceptaran los grupos de control de armas. Y en lugar de proporcionar pruebas que refuten ese número, eliminaron el estudio y censuraron los datos.

“Esa cifra de 2,5 millones debe ser asesinada, enterrada, desenterrada, asesinada de nuevo y enterrada una vez más”, señaló Mark Bryant, uno de los asistentes que también dirige Gun Violence Archive, la fuente de las estadísticas de “tiroteos masivos” de los principales medios de comunicación. Él le escribió a los funcionarios de los CDC después de una reunión, según The Reload, quejándose del estudio de Kleck. “Es muy engañoso, se usa fuera de contexto y, sinceramente, creo que no tiene ningún valor, incluso como un punto atípico en las discusiones honestas de DGU”.

El profesor Kleck mantuvo su investigación. “CDC simplemente se está alineando con los grupos de defensa del control de armas”, dijo Kleck a The Reload. “Es solo decir: ‘somos su herramienta y cumpliremos sus órdenes’. Y eso no es lo que debería hacer una agencia gubernamental”.

Es más que eso. Eso es lo que el CDC tiene prohibido hacer por ley.

Enmienda Dickey

Este informe parece mostrar que los CDC violan la Enmienda Dickey, que prohíbe específicamente que la agencia abogue por el control de armas a través de sus estudios. La Enmienda Dickey, llamada así por el excongresista Jay Dickey(Republicano, Arkansas), se aprobó por primera vez como ley en 1996. La enmienda establece que “ninguno de los fondos disponibles para la prevención y el control de lesiones en los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades puede utilizarse para abogar o promover el control de armas”.

Se agregó después de que un estudio financiado por los CDC de 1993 tomara una posición de defensa que vinculaba la posesión de armas en el hogar con un mayor riesgo de muerte por parte de un familiar o amigo. También fue después de que el Dr. Patrick O’Carroll, jefe interino de la División de Control de Lesiones de los CDC, dijo: “Vamos a construir sistemáticamente un argumento de que poseer armas de fuego causa muertes. Estamos haciendo lo máximo que podemos hacer, dadas las realidades políticas”.

Los políticos que apoyan el control de armas se quejaron de que la Enmienda Dickey les impedía estudiar el tema de las armas, pero eso simplemente no era cierto.

El presupuesto de los CDC se triplicó desde el momento en que se aprobó la Enmienda Dickey a más de $6 mil millones en 2019. Si se les decía a los CDC que no podían estudiar nada relacionado con las armas, no escucharon muy bien. Durante ese tiempo, los CDC estudiaron las armas de fuego y el suicidio, el ruido y la exposición al plomo en los campos de tiro, la prevención de la violencia con armas de fuego en Wilmington, Delaware, y emitieron un informe sobre los homicidios y suicidios con armas de fuego en las áreas metropolitanas. Eso no incluye los estudios del FBI, el Departamento de Justicia y los estudios del Congreso.

También hubo un caso en 2013 cuando el presidente Barack Obama firmó una Orden Ejecutiva que asignaba $10 millones en investigación de “violencia armada”.

En 2019, el Congreso actualizó la Enmienda Dickey para que diga: “Si bien se prohíbe que los CDC y otras agencias usen fondos designados para abogar o promover el control de armas, el Secretario de Salud y Servicios Humanos ha declarado que los CDC tienen la autoridad para realizar investigaciones sobre las causas de la violencia armada”.

Excepto que el CDC ignoró eso. El CDC no solo está utilizando fondos federales para abogar por el control de armas, sino que también han sido sorprendidos in fraganti haciéndolo a instancias de los grupos de control de armas.

Diagnosticar mala praxis

Esto revela dos cuestiones apremiantes para las que los legisladores deben exigir respuestas. Primero, los legisladores deberían exigir saber cómo y por qué los CDC cedieron a las demandas de los grupos de control de armas para omitir información relevante que informa sus estudios. Esto nos dice que los CDC están estudiando cuestiones relacionadas con las armas de fuego en busca de respuestas favorables políticamente y seleccionando datos para respaldar conclusiones predeterminadas que respalden las demandas de los grupos de control de armas, en lugar de estudiar para obtener respuestas de donde proviene la evidencia“.

En segundo lugar, esto demuestra que existen serias preocupaciones con los protocolos vigentes en los CDC en lo que respecta a sus estudios. Esto abre dudas sobre cualquier información que los CDC brindan al contribuyente estadounidense cuando se hace evidente que los funcionarios permiten que se publiquen estudios que están diseñados e influenciados por objetivos políticos en lugar de criterios científicos estrictos. El público estadounidense debería estar muy preocupado por este nivel de influencia política para determinar resultados que satisfagan a los grupos defensores radicales. Esta es la definición misma de corrupción política.

El Congreso debe llamar al Secretario de Salud y Servicios Humanos, Xavier Becerra, y a la Directora de los CDC, la Dra. Rochelle Walensky, para exigir respuestas y responsabilidad. Infringieron la ley y lo hicieron para forzar pruebas falsas e incompletas para respaldar las restricciones de control de armas, un derecho protegido por la Constitución.

Ya es hora de que el Congreso exija a los funcionarios de los CDC: “Doctor, cúrate a ti mismo”.




Reglamento Complementario, un engaño de la participación ciudadana

Durante meses en el 2022 trabajamos el borrador del Reglamento complementario de la Ley de Control de Armas, invitados por el jefe del Departamento de Control de Armas y Explosivos, DCAE, coronel Víctor Riffo.

Se nos hizo llegar el borrador y nos dedicamos a aunare posiciones con las demás entidades significativas del tiro, junto a la Federación Chilena de Tiro Deportivo, FECHITIDE, la Asociación de Armerías, Pesca y Caza de Chile, AGAPECH, la Asociación de Importadores de Chile, la Federación de Caza y Pesca de Chile Sur, la Agrupación de Coleccionistas de Chile, la Agrupación de Armeros de Oficio de Chile y las Asociaciones de Caza Central-Sur, trabajamos entre marzo y septiembre de manera intensa. Realizamos reuniones por video conferencia, conversatorios y todo lo que nos pudiera ayudar a obtener un reglamento real, que cubriera todos los aspectos y a todos los actores implicados.

De un total de 401 artículos propuestos, 300 eran referidos a armas de fuego, el resto explosivos, químicos y artificios. De los 300 hicimos observaciones y modificaciones a 124 artículos, el 41%, casi la mitad. Y en relación al total de artículos, nuestras observaciones representaban el 31% del Reglamento propuesto. No era menor el nivel de correcciones, propuestas u observaciones. Desde la injerencia en clubes y federaciones, pasando por validaciones, cuotas de munición y terminando en capacidades de almacenaje de comerciantes e importadores, le dimos una visión integral y todos los actores participaron. No podíamos hacerlo de otra manera que no fuera con participación, consulta y mucho esfuerzo y dedicación.

El 13 de septiembre se envió nuestra propuesta al DCAE, ver correo electrónico, luego de eso sólo nos decían que lo estaban trabajando, pero nunca pudimos ver la versión final. Dejaron de responder e-mails y contestar nuestras llamadas.

No quisimos dar a conocer nuestra propuesta de reglamento en ese entonces, creíamos y teníamos la esperanza de no haber sido engañados con un falso dialogo y una artimaña de participación ciudadana. Algo como para que después no se dijera que no dieron espacio al dialogo, pero aquí no hubo dialogo, no hubo participación y ciertamente no hubo honor de parte del mayor Riffo.

Hoy sabemos que el reglamento esta en manos del ministerio del interior y no sabremos de su contenido sino hasta su publicación. Han desperdiciado el aporte que hicimos, han ignorado la visión de quienes sabemos del tema en Chile y optaron por hacerlo entre las mismas 4 paredes, añejas e ignorantes en las que han actuado siempre.

Les compartimos:

  1. Correo electrónico enviado por el presidente de la FECHITIDE, al coronel Riffo con nuestro aporte al Reglamento complementario el 13 de septiembre de 2022, AQUÍ.
  2. Documento introductorio a nuestra propuesta, AQUÍ
  3. Comparado conteniendo en la columna 1 el borrador entregado por el DCAE, en la columna 2 “Propuestas”, nuestras propuestas y en la columna 3 “Observaciones” nuestras fundamentación o alertas, AQUÍ.

Esperamos con esto poder aportar a una discusión real, honesta y de cara a la sociedad.




Cuidando al Papa

Por Chris Eger para Guns.com – Traducción: Carlos H. Nesci

Aunque tal vez nos puedan parecer graciosos en sus trajes de colores brillantes con cascos de metal rematados con plumas; estos soldados no sólo son la única fuerza militar para el país más pequeño del mundo sino también una de las mejor equipadas.

¿Qué es la Guardia Suiza?

Cada vez que vemos imágenes del Papa, observaremos también como figura de fondo, un guardia de ceremonial vestido con un extraño uniforme. Esa indumentaria está compuesta por una combinación extremadamente chillona de púrpura y oro, con un diseño muy al estilo de un bufón del siglo XV.

Cada soldado de la guardia suiza se recluta del ejército regular de Suiza

Estos guardias añaden un toque interesante y ornamental a la oficina papal, aunque su función está lejos de la de ceremonial. Estos hombres (no se permiten mujeres) son todos personal, bajo juramento, de una compañía de soldados profesionales que se remonta a más de cinco siglos -al año 1.506- hecho que los consagra como la unidad militar más antigua que ha prestado servicio continuo en la historia.

Sus 110 integrantes entre oficiales y soldados, conforman la Guardia Pontificia Suiza y son los militares de facto del Estado de la Ciudad del Vaticano, un país independiente de sólo  44 hectáreas de superficie, situado en el interior de Roma, Italia. Ellos son los responsables de la seguridad y la protección del Papa, así como de las instalaciones papales.

El traje de la Guardia Suiza es bastante atemporal aunque sus armas de fuego no lo son

Todos los miembros son voluntarios que sirven durante períodos contractuales de 25 meses. Para formar parte de la Guardia Suiza, hay que ser hombre adulto y ciudadano suizo, poseer una estatura mínima de 1,74m, no superar los 30 años de edad  y haber completado con éxito el servicio previo en el ejército suizo. Antes de incorporarse, los miembros seleccionados reciben una intensa capacitación en armas menos letales, técnicas de control de masas, protección de dignatarios y otras habilidades necesarias para su futuro trabajo.

La Guardia Suiza, toma muy seriamente su misión y existen antecedentes históricos que lo demuestran. El 6 de mayo de 1527, durante el saqueo de Roma, sufrió –en una acción defensiva de retaguardia– bajas por un total del 80% de su dotación pero cubrió exitosamente el escape del Papa Clemente VII. Esta heroica resistencia, en la que murieron 118 guardias suizos, eliminando a 800 oponentes, es recordada como la Defensa de la Guardia Suiza. Precisamente, el 6 de mayo, es la fecha en que los nuevos integrantes de la fuerza, juran fidelidad al Supremo Pontífice.

Estilo medieval pero moderno –entre bambalinas–

En los desfiles, los miembros de la Guardia Suiza están equipados con alabardas, espadas y picas. Pero, si las cosas se complican, pueden cambiar rápidamente a pistolas y subfusiles  SIGs, HKS y Glock.

Las dos caras de la moneda

Mientras que la cara pública de la Guardia Suiza es el clásico uniforme de Miguel Ángel –aunque se afirma que el diseño, creado por Jules Repond, Comandante de la Guardia durante 1910-21, se inspiró en un fresco de Rafael– con armaduras, penachos, y cascos de estilo morrión de los conquistadores españoles, es sólo para el beneficio de los turistas. Claro, los soldados reciben también formación especializada en el uso de este tipo de armas renacentistas. Por supuesto que a sabiendas de ello la última cosa que alguien querría hacer es buscar pelea contra un soldado suizo armado con una pica de acero de 2.70 m de largo, a menos que quien lo intente tenga un arma de fuego moderna; pero cuidado, las armas antiguas no  son el único medio de defensa del Vaticano.  Situado en el interior de los cuarteles de la Guardia Suiza existe un arsenal de armas con el que los soldados se entrenan  constantemente durante el transcurso de su servicio y, hoy en día, este acero está lejos de ser arcaico.

Armas de fuego, cortas y largas

La pistola Dreyse ha custodiado al Papa durante casi 80 años.

Por casi 80 años, los oficiales y suboficiales de la Guardia Suiza estuvieron  armados con la Dreyse Modelo 1907  una muy hogareña pistola de Hugo Schmeisser. Esta .32ACP de 7 tiros era fea pero confiable.

Desde 1990, la pistola estándar de la Guardia Suiza ha sido la Sig P220

Después del intento de asesinato del Papa Juan Pablo en 1981 por un sicario turco , la Guardia Suiza decidió actualizar estas pistolas, reemplazándolas por la SIG P220 , que es el arma estándar del ejército suizo. También hay un número importante de pistolas austríacas  Glock Modelo 19 utilizadas cuando se desea un arma de portación oculta, como ocurre en el caso de protección a un dignatario extranjero.

El Sig 552 es el armamento estándar de la Guardia Suiza (para cuando las espadas por sí solas no alcanzan

Desde el año 1990, el fusil SIG SG550 ha sido el arma de dotación de la Guardia Suiza. Este rifle de la OTAN, calibre 5.56mm tiene un cañón de 528mm y es uno de los fusiles de combate modernos más precisos y confiables.

Su cargador traslúcido – Lexan –  de 30 tiros  de permite acoplarlos para su rápido reemplazo. La Guardia posee tanto la variante del rifle StW90 estándar y el modelo SG 552 Commando (con cañón corto y culata plegable). Con la tradición militar suiza de puntería, está garantizado que estos soldados pueden utilizar si es necesario.

Expertos en subfusiles

Con sus largos y abultados uniformes históricos, la Guardia Suiza descubrió, hace mucho tiempo que un subfusil corto y compacto, podría ser ocultado fácilmente, lo que redundaría en un gran beneficio en aquellos momentos en que las cosas se empiezan a poner feas. Esto les ha hecho usuarios de este tipo de armas de origen europeo y que en la jerga se denominan room brooms – escobas de cuartos – ya que permiten barrer toda oposición dentro de espacios muy reducidos.

Los suizos hicieron el Hispano Suiza MP43-44 todavía se mantiene en el arsenal del Vaticano, aunque su uso fue desplazado por el de armas más modernas.
SIG MKPO con su cargador plegado hacia adelante

El  SIG MKPO diseño de Pal Kiraly de sólo 31 pulgadas de largo, cautivó a los militares del Vaticano, cuando se presentó, en 1933 y aunque no fue aprobada por el ejército suizo, la guardia del Papa compró varios ejemplares de esta singular arma. El hecho de que  tuviera una cadencia de fuego capaz de disparar 900 proyectiles por minuto y  un cargador oculto de 30 tiros y pudiera ser fácilmente disimulable entre las ropas   ( bajo el gran uniforme de la Guardia Suiza ) la transformó en una elección obvia. De hecho, la Guardia es casi el único usuario que se conoce de esta arma ya olvidada.

Además de la singular MKPO, la Guardia Suiza también adquirió cantidades importantes de la Hispano Suiza MP43 / 44,  después de la Segunda Guerra Mundial. El MP43 / 44 es en sí mismo una copia suiza – mejor hecha – de la metralleta finlandesa Suomi M31. En la década del 70´a estas armas se sumaron los HK MP5 de la República Federal Alemana, uno de los primeros casos de la Guardia en incorporar armas no fabricadas en Suiza.

El MP7 HK (probablemente) monta la escopeta  con el traje oscuro (morado) que lleva la Guardia suiza más cercana al Papa.

Hoy en día la Guardia porta el ultramoderno HK MP7 PDW recamarado en 4.6 × 30 mm. Esta es una muy buena y calificada opción, compartida por muchos cuerpos de elite como el  US Navy Seals y el GSG9 de Alemania  y por todo aquel que no esté de acuerdo con Jerry Tsai.

Aún así, a pesar de que la Guardia Suiza tiene acceso a las mejores automáticas HK, esto no significa que vayan a tirar sus viejas armas por la ventana. Fotos recientes de su arsenal muestran no menos de 52 hermosas Hispano Suiza MP43 / 44s, y todo un estante de las encantadoras  MKPOs SIG.

La cercanía a este lugar nos genera la certeza de que en el supuesto caso que el Vaticano fuese invadido, estas viejas armas guerreras – muy bien mantenidas están y engrasadas – están listas para funcionar. Sólo habrá que alimentarlas con munición.

El Arsenal

Integrantes de la Guardia Suiza en el almacén de pertrechos militares.

La armería de la Guardia Suiza, es una funcional cápsula del tiempo del desarrollo de las armas suizas. Dentro de la ubicación segura y ubicada en lo profundo del Vaticano hay estanterías repletas de Rifles Vetterli Modelo 1871 (con sus muy coleccionables bayonetas Yataghan, estilo espada corta), mientras que en las estanterías opuestas se exhiben fusiles Swiss T59 con bayonetas de riel.

1870 Guardia Suiza con el entonces nuevo rifle Vetterli.

Estas armas se mezclan libremente con los modernos rifles de asalto SIG 510 y 550 y comparten el salón con las armas blancas del siglo XVI. Los productos en la armería están marcados con ‘AG’, que significa ” Ausrüstung der Garde , “o” Equipo de Propiedad de la Guardia “, pero nunca han sido vendidos como rezagos, por lo que cualquier arma de fuego de fabricación suiza así marcada se transformara en objeto de una animada y muy interesante conversación.

Armas de la Guardia Suiza como esta Glock 19 están visiblemente marcadas con insignias del Vaticano.
Hisso MP43-44 subguns justo por debajo de los fusiles Schmidt Rubin K31s y Swiss Vetterli.
En el mismo rack como SIG SG 550S con cargadores dobles, compartiendo el armero con veteranos camaradas.
Los casi olvidados MKPO (parte inferior izquierda) y un par de MP43-44s (arriba a la izquierda), enfrentando a espadas a dos manos a la derecha.
También hay cuartos con muchos conjuntos de armaduras.
Aquí vemos rifles Vetterli: Modelo 1871 y M1867 que montan bayonetas estilo Yataghan.

Aunque generalmente no está abierto al público, el arsenal ha permitido tours de coleccionistas cuidadosamente controlados tanto como la visita de clerigos internacionales con interés en las armas. Una maqueta de la habitación, apareció incluso  en la película de Tom Hanks  Ángeles y Demonios.

Maqueta de la armería de la Guardia Suiza que aparece en la película: Ángeles y Demonios.



Las balas de teflón, destruyendo Mitos

Para que el politetrafluoruro etileno (Teflón – marca comercial y registro de la patente de Dupont) tenga todas sus propiedades, posteriormente a la preparación de la superficie donde va a aplicarse, es necesario un proceso de polimerización (1) con temperaturas que alcanzan como mínimo, los 360°C.

La aleación plomo-antimonio funde, según su composición, entre los 246°C hasta los 327°C (ver diagrama de equilibrio de la aleación).

Por lo tanto, el razonamiento lógico indica que es imposible aplicar un baño de teflón a una punta de plomo sin que cambie del estado sólido al líquido. (Ver Diagrama  de equilibrio plomo – antimonio)

Salvo la bala KTW (tristemente llamada “mata policías”), con núcleo de carburo de tungsteno, ninguna bala que conozcamos utiliza al teflón como recubrimiento exterior.

La munición KTW

Conocida equivocadamente como “cop-killer” (“mata policía”), se denomina comercialmente KTW, nombre que proviene de las iniciales de sus creadores: el Dr. Paúl Kopsch (Juez del Condado de Lorain, Ohio), el Teniente de Policía del mismo Condado, Daniel Turcus, y el investigador y colaborador del Juez, Donald Ward.

Su origen data de 1966, con una bala cuyo núcleo era de acero endurecido (templado), y fue ideada para dotar a la policía -que en el Condado no contaba con armas largas-, con un cartucho para armas cortas cuyo proyectil fuese capaz de atravesar todos los materiales empleados en la elaboración de un automóvil, incluso el bloc del motor.

Como desgastaba rápidamente los tubos cañones, se encamisó la punta con un material dúctil y se la cubrió con una película de teflón -del real-, con el único objetivo de proteger el estriado.

En 1969 se la modificó, dotándola de un núcleo sinterizado de Berilio y Tungsteno, manteniendo el baño de teflón. Para evitar el desgaste del estriado, su aro de forzamiento poseía un baño de Cu. El seudónimo se genera en su poder de perforación.

Con esta última versión, supera un chaleco de nivel III A (normas NIJ Standars 0101.02 National Institute of Justice – Ballistic Resistance of Police Body Armor). La primer KTW se realizo en .38 SPL. difundiéndose luego a los calibres .380 ACP, .38 Súper Auto, .357 Mágnum, 9 mm PARA y hasta .30 M1 (cal. 7.62). La compañía que lo manufacturaba era la KTW Incorporated (710 Cooper-Foster Park Road, Lorain, Ohio 44053 EE.UU.).

Posteriormente, en 1970, por razones de costos y problemas para conseguir el carburo, se retomó el acero y luego pasaron al bronce mecanizado, perdiendo el poder de perforación ya mencionado.

En la década del 1980 en los Estados Unidos se originó, en relación a las KTW, una dura controversia entre la NRA y grupos desarmistas que pretendían prohibir todo calibre con la energía suficiente para perforar chalecos antibalas. En esa categoría entraban la mayoría de los de fusiles destinados a la caza deportiva y, una vez más, demostrando su fuerza, la NRA logró evitar la iniciativa.

Las películas Arma Mortal III, con Mel Gibson como el oficial Riggs; o Ronin con Robert Deniro, no hicieron más que contribuir a la confusión general respecto del mito de que toda bala recubierta de “teflón”, mágicamente, aumenta su poder de perforación.

Confusión que llega a nuestras tierras, cuando autoridades políticas y policiales, periodistas y hasta pseudo expertos terminan relacionando el color distintivo empleado por una recarga, cuya punta se encuentra pintada de azul, con la mágica capacidad de perforar chalecos.

Un mito menos, un conocimiento más.

Nota preparada por CESBA y publicada en AIRE LIBRE 22




Las armas en Estados Unidos

Articulo publicado en Revista Aire Libre

Los estadounidenses ahora poseen más de 415 millones de armas de fuego, según el profesor de Georgetown William English.

Este fue un hallazgo clave de la Encuesta Nacional de Armas de Fuego que realizó el año pasado la firma de investigación Centiment, con sede en Denver, a pedido de English, profesor de la Escuela de Negocios McDonough de la Universidad de Georgetown. English es un economista político interesado en la ética, la educación y las políticas públicas. Según los informes, la encuesta, que forma parte de un proyecto de libro más grande, es la más grande jamás realizada con respecto a los propietarios de armas de Estados Unidos.

La encuesta se administró a unos 54 000 residentes de EE. UU. mayores de 18 años y se centró en 16 708 propietarios de armas a quienes se les proporcionaron preguntas detalladas sobre su posesión y uso de armas de fuego, incluidos los usos defensivos.

El propósito de la encuesta era “arrojar algo de luz desde una perspectiva científica social sobre la realidad de cómo se usan y se poseen las armas en Estados Unidos hoy en día”, dijo English durante un podcast del 11 de septiembre producido por The Reload, una publicación enfocada en la políticas y políticas en torno a las armas de fuego.

“Y el intento fue convertirlo en la encuesta más grande de propietarios de armas que se haya realizado hasta ahora, particularmente para que podamos obtener información estadísticamente informativa en los 50 estados. Probablemente la última encuesta de este alcance se realizó en 1994… pero ahora tiene más de un cuarto de siglo”, dijo.

English se burló de los hallazgos de la encuesta en un resumen del 18 de mayo en un sitio web académico llamado Red de Investigación de Ciencias Sociales, pero actualizó el resumen el 13 de septiembre para agregar la cifra de 415 millones de propietarios de armas .

Debido a que la Oficina del Censo de los EE. UU. ahora estima que la población de los EE. UU. es de 333 millones de personas, la cifra de 415 millones significa que ahora hay alrededor de 1,25 armas de fuego por cada persona que vive en los Estados Unidos.

De esos 415 millones de armas de fuego, los estadounidenses poseen alrededor de 171 millones de pistolas, 146 millones de rifles y 98 millones de escopetas, según la actualización. Alrededor de 39 millones de personas, o el 48 por ciento de los propietarios de armas, han tenido cargadores capaces de contener más de 10 cartuchos. Algunas jurisdicciones regulan la capacidad del cargador.

La información recién publicada ayuda a poner los hechos que English publicó anteriormente del estudio en un contexto más amplio.

El estudio encontró que Estados Unidos tiene una tasa general de posesión de armas de fuego por parte de adultos del 31,9 por ciento, lo que sugiere que más de 81,4 millones de estadounidenses mayores de 18 años poseen armas de fuegoEl propietario promedio de armas posee alrededor de cinco armas de fuego, y las pistolas son el tipo de arma de fuego más común, según el resumen.

Entre los propietarios de armas, el 57,8 por ciento son hombres y el 42,2 por ciento son mujeres. Alrededor del 34,3 por ciento de los blancos poseen armas de fuego, en comparación con el 28,3 por ciento de los hispanos, el 25,4 por ciento de los negros y el 19,4 por ciento de los asiáticos, según el resumen.

Casi un tercio de los propietarios de armas, o el 31,1 por ciento, informaron en la encuesta que han usado un arma para defenderse o defender su propiedad, a menudo más de una vez. El resumen del informe estimó que las armas de fuego son utilizadas defensivamente por sus dueños en alrededor de 1,67 millones de incidentes cada año.

Las pistolas se utilizan en el 65,9 por ciento de los incidentes defensivos, aunque en la mayoría de estos incidentes no se disparó ningún tiro. Alrededor de una cuarta parte (25,2 por ciento) de los incidentes defensivos ocurrieron dentro de la casa del dueño del arma, y ​​un poco más de la mitad (53,9 por ciento) ocurrieron fuera de su casa pero dentro de su propiedad. Casi uno de cada 10 (9,1 por ciento) de los usos defensivos de armas tuvo lugar en público y aproximadamente uno de cada 30 (3,2 por ciento) tuvo lugar en el trabajo, según el resumen.

El informe llega después de un fallo histórico de la Corte Suprema el 23 de junio que encontró por primera vez que existe un derecho constitucional a portar armas de fuego en público para defensa propia. El tribunal también determinó que las regulaciones de armas deben estar profundamente arraigadas en la historia de los EE. UU. si quieren sobrevivir al escrutinio constitucional, lo que provocó una serie de nuevas demandas en todo el país que cuestionan las medidas de control de armas. Las solicitudes de permisos de armas en los estados que los exigen han aumentado tras la decisión judicial.

El presidente Joe Biden está presionando por una prohibición federal de las llamadas armas de asalto después de que el Congreso aprobara nuevas medidas de control de armas en junio, incluidos incentivos financieros para fomentar la promulgación de leyes de confiscación de armas de bandera roja a nivel estatal.

El documento de investigación también se presenta cuando las principales compañías de tarjetas de crédito, a instancias de los activistas del control de armas, están implementando lo que los críticos caracterizan como control de armas por la puerta trasera. La Organización Internacional de Normalización anunció recientemente que uno de sus subcomités había decidido crear un nuevo código de categoría comercial para armas de fuego, que anteriormente se encontraban en la categoría de mercancías generales.

La NRA denunció el cambio y afirmó que crear “un código específico para armas de fuego no es más que una capitulación ante los políticos y activistas anti-armas empeñados en erosionar los derechos de los estadounidenses respetuosos de la ley, una transacción a la vez”, dijo un portavoz de la organización.

Los críticos dicen que el cambio de política facilitará que los gobiernos rastreen y desalienten las compras de armas de fuego y podría sentar las bases para un registro nacional de armas.




Actualización Listado de Accesorios, Partes y Piezas

Les dejamos el enlace al la Resolución Exenta N° 2.358 de la Dirección de Movilización Nacional que actualiza el listado de accesprios, partes y piezas de armas y municiones sometidas a control de la Ley N°17.798

https://www.diariooficial.interior.gob.cl/publicaciones/2022/09/06/43346/01/2182707.pdf




El fracaso de las políticas antiarmas

Autor: Hernán Llanos H., Ingeniero Civil UCh

Hay quienes sin fundamento alguno, pretenden hacer creer que prohibiendo la tenencia de armas se reduce los crímenes violentos en la sociedad. Esto es falso, y como ejemplo están países como Inglaterra y Gales, Japón, Cuba y Venezuela, donde la política de prohibición de armas de fuego fracasó. Tampoco las restricciones excesivas son útiles como lo demuestra México. Por otro lado, países como Suiza, Noruega, Finlandia o Islandia (el país más pacífico del mundo según Datosmacro.com) son países donde poseen las tasas de crímenes más bajas a nivel mundial y su población civil está fuertemente armada.

Las ONG antiarmas utilizan datos y los entregan de tal forma de generar confusión, es así que, por ejemplo, hablan específicamente de homicidios por armas de fuego y no de homicidios por cualquier método, como si un sociópata no fuera a buscar alternativas en caso de no disponer de armas de fuego. Un ejemplo es Cuba, donde las armas de fuego están prohibidas y sin embargo tienen la misma tasa de homicidios por cualquier método que EE.UU., la comparación de datos se puede ver en la web GunPolice.org. Otra forma para engañar que utilizan, es considerar la tasa de homicidios cada un millón y no cada 100.000 habitantes que es lo habitual para resaltar en el eje vertical una mayor diferencia entre países escogidos a comparar. Otro método es el de incorporar la tasa de suicidio en una tasa de muertes en general y sin especificar, cuando evidentemente ese es un tema totalmente aparte.

Algunos creen que Japón es un buen ejemplo. Esto también es falso, ya que en Japón se realiza autopsia de sólo el 11,7% de los casos (cantidad del año 2014 según la Agencia de Policía japonesa) debido a los pocos recursos entregados a universidades públicas que realizan el procedimiento y a la creencia cultural de no invadir los cuerpos de los fallecidos. Por otro lado, la policía presiona a los médicos para que certifiquen las muertes no naturales como muertes por razones de salud (los policías tienen autoridad para procesar a un médico en japón). Con objeto de conseguir ascenso los oficiales de policía prefieren que se cierren los casos de muertes no naturales como casos de muertes por salud, salvo en que sea fácil de detectar al homicida. Por lo anterior, la policía no realiza autopsia en los supuestos casos de suicidios, que pueden resultar en realidad un homicidio y sería el motivo por el cual este país tiene una tasa de suicidios peculiarmente alta.

En Inglaterra y Gales prohibieron las armas en 1996, si bien su tasa de homicidios se incrementó desde ese entonces, es inferior a 2 cada 100.000 habitantes, que es muy baja (similar a la de Finlandia). Sin embargo, su tasa de crímenes violentos (Incluye homicidios, lesiones graves, robo con violencia y violaciones) es excesivamente alta si la comparamos con países como EE.UU. o Chile.

Grafico construido con datos de la Oficina Nacional de Estadisticas de Reino Unido
Gráfico construido con datos de la Oficina Nacional de Estadisticas de Reino Unido

Ver fuente aquí

Ver fuente aquí

Nótese que estamos hablando de crímenes que, independiente del sistema de justicia de cada país, ameritan ser reportados por la(s) víctima(s) para generar registro y antecedentes en caso de reiteración o de costo económico.

La probabilidad de ser asesinado en EE.UU. o Cuba es del orden de 0,006%, en Chile es del orden de 0,004%, son probabilidades bajísimas, sin embargo, hay quienes gustan llevar esto a una discusión académica. Para aquellos que desean estudios más detallados, recomiendo los siguientes links:

“Se debe concluir tentativamente que las tasas más altas de propiedad de armas no causan tasas más altas de criminalidad, incluidas las tasas de homicidio.”

https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S004723521400107X


“Se muestra analíticamente que un fuerte control de armas conduce a la cantidad mínima de armas ilegales; sin embargo, esta política no asegura una sociedad libre de delitos. Un control de armas débil puede conducir a una sociedad libre de delitos.”

https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S0096300319307969


“El documento examina los datos sobre las tasas de homicidio, la aplicación de la prohibición de drogas y la política de control de armas para una amplia gama de países.”

https://www.journals.uchicago.edu/doi/abs/10.1086/340507

Conclusión

Los países mencionados en su éxito en su baja tasa de crímenes violentos, en particular su baja tasa de homicidios por cualquier método, son países que cuentan con una población civil fuertemente armada, por el contrario, en países donde las armas de fuego fueron prohibidas o tienen restricciones excesivas cuentan, ya sea con altas tasas de homicidios por cualquier método o bien, una alta tasa de crímenes violentos.

La prohibición de armas en un país como Chile, donde el crimen organizado ser fortalece cada vez más, y con un terrorismo que nos tiene en el lugar número 18 a nivel mundial según Global Terrorism Index 2022, es una medida que evidentemente carece de todo sentido y lógica. Es más, claramente beneficiaría los ataques hacia los hogares y las personas ya que el delincuente iría sobreseguro a cometer su crimen, generando fuerte temor de la sociedad e incrementando las tasas de crímenes violentos.