UNETE



Únete por las defensa de tus derechos. Registrate en nuestra plataforma en línea

Únete...

Material Gráfico Apoyo



Descarga desde Flirck gráficas preparadas para difundir nuestras ideas

Leer más

Poder Notarial



Instructivo y formato del Poder Notarial para transferencias de armas. 

Leer más



por Esteban García Mahias, @egarciamahias

Cuando una mujer que se ha preparado extrae un arma y determina el destino de un ataque, muy probablemente no vaya a contar su historia a un canal de televisión o publique una selfie en Instagram. Es posible que nunca nadie más llegue a saber cómo se definió aquella situación. Mirar afuera de nuestro país ayuda a entender que, en otras latitudes, el mundo de las armas no es ajeno a las mujeres y que ellas comprenden, a veces mejor, qué se pone en juego cuando la respuesta armada es inevitable.

 

Foto: gentileza de Gabby Franco. www.GabbyFranco.comSi usted es mujer, y tiene la idea de que las armas de fuego son cosa de hombres, vaya actualizándose porque en cuestiones de disparar, el género femenino viene gatillando fuerte. Si es hombre, ¿de verdad creyó que el gusto por las armas le era exclusivo a su género? 

Siempre las mujeres han disparado. Desde los primeros piedrazos de la humanidad hasta los tecnologizados ejércitos de hoy -sin olvidar a Annie Oakley-  las hembras han ocupado lugares de privilegio en cuanto al empleo de armas de fuego. Se trate de arcos, carabinas, dagas o bazookas, las homo sapiens hembra son y han sido siempre tan capaces como los varones de utilizar adecuadamente las armas de fuego junto a su arsenal natural.

Unas 52 mil mujeres poseen armas debidamente inscritas en Chile. ¿Quiénes son y por qué poseen armas? ¿Cuántas de ellas consideran su uso para algo más que la defensa personal y familiar? Y más importante aún, ¿Cómo están preparadas para usar sus armas?

Esta última pregunta es igual de válida para los machos. La idea de que las armas de fuego pertenecen al mundo de los hombres es, al menos, medieval. Bornear una espada de doce kilos no es para cualquiera, pero dominar el gatillo de una pistola estándar, cualquiera sea su calibre, en realidad sí es para cualquiera. 

Disparar con eficacia y precisión cualquier arma guarda más relación con la coordinación motriz y la concentración que con la fuerza. Detonar un .500 magnum en un revólver de titanio ultra liviano de 2 pulgadas de cañón va a ser una especie de rompe manos hasta para Hulk. Disparar calibres comunes como el 9, 40, 45 o 357 no requiere, en realidad, cualidades especiales. Las mujeres, de hecho, pueden dominar cualquiera de nuestras armas predilectas. 

En unos casos, cuando se trata de las armas y las damas, los topes se relacionan con posturas internas adquiridas en el mercado de las ideas más que con puntos de vista enriquecidos y reflexionados a partir de la experiencia. No me gustan las armas dicen. ¿Por qué, has disparado, las entiendes? No, porque no me gustan, va a ser muchas veces la respuesta. 

En otros casos, en cambio, las mujeres van a explorar activamente el mundo de las armas de fuego. Las razones para hacerlo pueden ir desde complacer a la pareja hasta el genuino interés por protegerse. No lo sabremos. 

Lo que sí sabemos es que hoy las mujeres juegan fútbol muy bien, conducen autos de carrera, manejan corporaciones, gobiernan países y, por supuesto, disparan. 

A los amantes de las armas nos turba la visión de una bella y escotada dama en minifalda sosteniendo una escopeta táctica o cualquier otra preciosa joya del calibre que nos interpreta. Mire, haga la prueba de buscar en Google lo siguiente:”guns girls” y escoger la pestaña de imágenes. Seguramente se va a deleitar –con ambas, con una o con la otra– sin embargo, las chicas sexy estilo Lara Croft van a ocultarle una realidad más concreta y sólida. 

Ahora que cargó la recámara, lo desafío a buscar las palabras “guns woman rights” y escoger imágenes. ¡Sorpresa! Existe, más allá de nosotros los varones todo un mundo de conceptos, nociones, puntos de vista y productos asociados a la tenencia de armas por parte de mujeres. 

Lo único que se me ocurre decir tras revisar el producto de esa búsqueda se refiere a la rotunda vocación por la defensa que se expresa en la mayor parte de las imágenes resultantes. Hágalo usted mismo. 

 

Sin miedo

Algunos ejemplos de la tendencia feminizante de las armas de fuego en el mundo pueden dar noción de un fenómeno que ni los legisladores ni los legislados parecen ver. ¿Cuál es la magnitud del fenómeno de las armas en manos de mujer?

El “Nirbheek” es un revólver indio fabricado por una agencia pública con el mercado de las mujeres indias en mente. Sí, de la India, donde viven más de 650 millones de mujeres. Claramente inspirado en los Webley ingleses de hace 150 años, con el clásico mecanismo de apertura superior, su aleación de titanio le confiere apenas medio kilo de peso para un paquete de 6 tiros del calibre  .32 S&W. Y aunque no es, de verdad, un arma revolucionaria, encarna una buena combinación de poder de fuego, portabilidad, discreción y simpleza. Nada mal. “Nirbheek”, en español, significa “sin miedo”. 

Ahora visite esta dirección de web: http://www.marieclaire.com/politics/a18016/women-and-guns/#the-stats

Va a encontrarse con estadísticas sobre las mujeres y las armas en EEUU. Cosas como que el 61% de las mujeres que poseen un arma, poseen otra. O que el 12% de las mujeres estadounidenses poseen armas mientras que en los hombres es el 33%. 

Una aproximación muy nítida a lo que podría suceder en la psiquis de las mujeres homo sapiens aparece en “The Brave One”, cinta de 2007 protagonizada por Jodie Foster en la que interpreta a una comunicadora radial que busca protegerse adquiriendo un arma en el mercado ilegal.

O la sorprendente película de 1986 “Positive ID”, en la que un ama de casa y fiel esposa es agredida sexualmente por un mafioso. Pese a que la justicia hace su parte, ella se determina a corregir las cosas de una manera peculiar.

Es posible que a algunas mujeres las seduzca la visión de una pistola equipada con toda clase de personalizaciones “tácticas”. Sin embargo, es dable sospechar que, si algo de las armas seduce a las mujeres, esto debería ser lo profundamente igualadoras que son a la hora de proteger su integridad. Cerca de 52 mil mujeres en Chile poseen armas al igual que usted. ¿La razón? Deberíamos preguntarles.

 

Foto Gentileza de www.GabbyFranco.com

Compartir...

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Twitter

Ingreso

Están en Línea 

We have 28 guests and no members online

Ultimas Publicaciones

Formato para poder ...

En la siguiente guía podrán encontrar una ...

Asesoría Legal

Producto de las diferencias de criterios entre ...

Carta de Organizaciones ...

"Es tan baja la cantidad de munición utilizada en ...

Modificación a la Ley de ...

Actualmente se analiza en el senado un proyecto ...

Scroll to top