1

Declaración Pública

Enfrentados a la actual realidad, los ciudadanos que hemos optado por la posesión de armas de fuego, estamos en una situación precaria, discriminatoria y ciertamente vulnerable. Somos una minoría salvajemente maltratada y discriminada. Y no decimos esto a la ligera:

  • Nos aplican una ley draconiana, una de las más duras en el mundo.
  • Pagamos impuestos altísimos, disfrazados de derecho, generamos más de 5 mil millones de pesos anualmente por conceptos de “derechos”. El 50% de estos fondos nunca han sido rendidos adecuadamente por carabineros y el otro 50% ha sido gastado por la DGMN de manera poco adecuada, ya que persiste un problema grave en la base de datos registral de armas en Chile.
  • La autoridad, mandatada por ley para fiscalizarnos, no realiza su trabajo y nos culpan a nosotros.
  • El estado, a través de cualquiera de sus tres poderes, no es capaz de combatir la delincuencia. Sin embargo, proponen controlarnos más a nosotros, pero no a las armas ilegales ni los delincuentes.
  • Las policías son ineficientes, y en muchos casos ausentes, en el combate contra la delincuencia cada vez más violenta y decidida. Pero nos señalan a nosotros como los culpables del poder de fuego de las bandas delictuales.
  • Somos estigmatizados por la sociedad, como locos, violentos y peligrosos.

La autoridad, los políticos en general y los medios de comunicación en particular, le señalan al público que tener armas en Chile es muy fácil, que no cuesta nada tener un arma legal, que se las entregamos a los delincuentes, que las armerías las venden por debajo de la mesa, que las roban de nuestras casas, que somos un peligro. Falacias, mentiras malintencionadas que todos ellos saben son falsas, pero que es el discurso que hay que dar, es lo que les toca. “Miente, miente que algo queda”, claro que algo queda, llevan años mintiendo.

Nos indican a nosotros como los culpables de sus políticas fallidas, de su ineficiencia, de su incapacidad, de su falta de visión, de sus ineptitudes.

Hoy nos enfrentaremos a una de las contiendas más duras de los últimos años, más que la que debimos dar contra el gobierno anterior.

Las estrategias que implementemos no serán simples, no serán de corto plazo, requerirán dedicación, esfuerzos, recursos, tiempo, claridad y fuerza. Pero, tal como lo hemos hecho siempre, trabajaremos por lograr nuestros objetivos, por minimizar el daño y por decir nuestra verdad.

La coordinación que hemos logrado establecer con federaciones, asociaciones y organizaciones del mundo del tiro deportivo, la caza, el coleccionismo y el comercio es esencial.

Esperamos el apoyo de todos ustedes, esperamos el compromiso y la ayuda. Este no es tiempo de ser tibios, no es tiempo de esperar que el otro haga algo.

Los insto, los invito a ser activos en redes sociales, a contactar a los parlamentarios de su zona, a difundir lo que publiquemos, todo sirve, todo ayuda, todos somos necesarios.

Un abrazo.

Cristian Gamboa Beltramín
Presidente
Asociación Nacional por la Tenencia Responsable de Armas
ANTRA Chile